Canción de la semana

¡Doble celebración!

jueves, 4 de agosto de 2011


Existen días que son especialmente felices o que nos evocan cosas que celebrar que nos llenan como personas. Para mí, hoy es uno de estos. Y, además, lo es por un doble motivo.

Por un lado, la Buhardilla hoy cumple TRES años. Sí, lo cierto es que me parece ayer cuando decidí empezar esta aventura. A decir verdad, no pensé que sería capaz de darle vida durante tanto tiempo; siempre pensé que no duraría más que unos meses. Y es aquí donde tengo que dar las gracias, necesariamente, a tod@s los que habéis compartido conmigo estos años: tanto a quienes me visitáis con asiduidad como a aquellos que han dejado su sello aunque sea una sola vez. Para esta Buhardilla tod@s sois importantes y habéis hecho crecer esto que al principio sólo era un sueño.

Y ahora, más de cien entradas y comentarios después, de encuestas, reflexiones, canciones, poemas, historias y otras muchas cosas puedo decir que esta Buhardilla donde muchos habéis descansado es ya parte de mi vida y ojalá también de la vuestra.

El segundo motivo es aún más importante para mí. Hoy se cumplen los seis meses más felices de mi vida. Seis meses compartiendo cada segundo con una persona muy especial, que desde el primer momento me ha demostrado que la vida puede ser maravillosa y que, con ella a mi lado, me siento capaz de mover el mundo.

Seis meses en los que la felicidad, la sonrisa tonta, ha podido con muchas dificultades que se han presentado, y me han hecho ver todo con otros ojos: los ojos de la esperanza y del cariño incondicional de quien está a mi lado sin importarle nada más.

No tengo palabras que puedan agradecer todos los gestos que cada día me hacen sentir el chico más afortunado del mundo. Podría dedicar muchas entradas a cada palabra, cada mirada, cada detalle, cada conversación que hemos tenido a lo largo de estos 181 días. Pero creo que, al final, lo de veras importante, lo que sale de mi corazón no puedo expresarlo con palabras… pero sé que tú lo sabes, y con eso me basta. Sólo puedo decirte que TE QUIERO, que te agradezco mucho todo, que mi vida es nuestra vida y que ojalá estos seis meses sean sólo el principio de mucho tiempo juntos. ¡ILu!

Así que, con la sonrisa en mi rostro, os digo ¡GRACIAS!

Reflexiones de hoy (XII): A vueltas con la sanidad pública

jueves, 28 de julio de 2011


“Hay más preocupación por atender las demandas sanitarias de los mayores que las necesidades educativas de los jóvenes. Y eso hay que planteárselo, porque no hay dinero para todo”. Éstas son las palabras de GARCÍA VARGAS, exministro de Sanidad (1986-1991) y Defensa (1991-1995).

Efectivamente, llevamos una temporada –que coincide sustancialmente con la temida crisis– en que hablamos de la urgente reforma del sistema de Seguridad Social y de las coberturas sanitarias. Es claro que con la recesión económica gravísima que estamos padeciendo –y lo que nos quede– el número de afiliaciones a la Seguridad Social ha descendido notablemente, pues quien no tiene para comer es difícil que tenga para curarse un catarro; y menos para sufragar el catarro de los demás.

Añade el citado que “el sistema en tiempos de normalidad es sostenible, pero no estamos en época de normalidad. Y en los buenos tiempos el gasto ha crecido por encima del PIB, eso perjudica a las otras partes del Estado del bienestar. Si no se toman medidas y se delimitan mejor sus prestaciones se daña la calidad general de todos los servicios, los importantes y los no tan cruciales. Hay que plantearse reducir el 5% de las prestaciones para salvar el 95% con la calidad impecable que deben tener”.

Hemos de tener en cuenta, además, dos datos: el pasado 21 de julio aparecía una noticia que rezaba como sigue: “los médicos deberán recetar por principio activo y no por marca”. Se expone en la noticia que un Decreto-ley acordado con las Comunidades Autónomas pretende ahorrar unos 2.400 millones de euros a costa de las farmacias. Añade que se impondrá una rebaja del 15% del precio de los fármacos que lleven más de 10 años en el mercado, aunque no haya genérico.

Y, por último, en el día de ayer, 27 de julio, se conocía la noticia de que el Congreso de los Diputados había aprobado la Ley General de Salud Pública, que extiende la cobertura sanitaria universal a todos los ciudadanos; en la actualidad, unos 200.000 personas, la mayoría paradas sin prestación, personas que nunca han cotizado o que lo han hecho en países sin convenio con España.

Como digo, a vueltas con la sanidad pública: reduzco gastos farmacéuticos, pero extiendo la cobertura –que, dicho sea de paso, me parece necesaria en un Estado de Bienestar que se dice avanzado– y… ¿hasta dónde llegaremos?

Pues bien: lo cierto es que la gente, en la calle, cuando se para a comprar el pan, comentan estas noticias porque, al final, a todos nos interesan temas como el sanitario. Y se proponen soluciones más sencillas que, a mi juicio, cuanto menos deberían ser tenidas en cuenta por los políticos. Yo vierto brevemente aquí tres: por un lado, la revisión de la absoluta gratuidad de medicamentos a las personas jubiladas –debemos ser conscientes de que en el sistema hemos de contribuir todos, y dicha gratuidad no debe ser tenida en consideración en función de criterios de edad, sino de renta-, por otro lado, la implantación del “céntimo sanitario” –reduciríamos listas de espera y, a bajo coste, incentivaríamos a la gente a utilizar la sanidad sólo cuando sea estrictamente necesario (dejando totalmente al margen los servicios de urgencia y emergencias, evidentemente) y, en tercer lugar, una medida de carácter farmacéutico.

Para explicarlo, pongo mi caso concreto: esta mañana acudo al médico y me receta un medicamento para una semana, a razón de un comprimido diario. Bien, voy a la farmacia y me entregan una caja de 24. ¿Alguien me puede decir qué hago yo con los 17 restantes? ¿no sería mejor que, para casos de tratamientos largos, se acudiera al médico a por una segunda receta? Desde luego, así reduciríamos el gasto en sanidad, no tengo ninguna duda.

Fuentes:

Imagen: http://farmaciaayalazapillo.blogspot.com/2010/11/lea-detenidamente-las-instrucciones-de.html

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/salvar/calidad/hay/reducir/prestaciones/elpepisoc/20110728elpepisoc_3/Tes

http://www.elpais.com/articulo/espana/medicos/deberan/recetar/principio/activo/marca/comercial/elpepuesp/20110721elpepunac_4/Tes

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/sanidad/espanola/sera/todo/universal/elpepusoc/20110727elpepusoc_17/Tes

Reflexiones de hoy (XI): Entre juicios, abogados y "saraos"

sábado, 16 de julio de 2011

Esta noche voy a tratar de ser respetuoso en las formas, pero contundente en el contenido de mi reflexión. Hacía varios meses que no me paro a pensar en cosas importantes… o a quejarme, no sé muy bien, y lo cierto es que hoy ha llegado la gota que ha colmado el vaso…

¿Alguien puede explicarme para qué sirve todo esto? Algunos os preguntaréis si me he vuelto loco o si me ha dado por dedicarme a la teoría de la Filosofía. Pues bien: ni una cosa ni otra; me explico.

Esta tarde me he encontrado a un conocido quien me contaba que en su vida en Madrid, además de su trabajo por la mañana, tuvo la feliz idea de apuntarse por las tardes a una agencia de las que te envían “de público” a los programas que copan nuestro share o cuota de pantalla en la televisión cada día. Orgulloso (y realmente no es para menos) explicaba que le pagan sobre 45 euros por programa al que asiste; y que incluso ha llegado a aparecer de “figurante” en alguna serie de la misma cadena. “Si voy a dos programas al día” –argumentaba – “son 90 euros los que me saco cada día…”

Sinceramente impresionado. Es cuanto puedo escribir sobre mi estado al escucharlo. La cosa no habría pasado de ahí si no me hubiera dicho que a uno de los programas que asiste está referido a la ley o al Derecho, o qué sé yo… Sí, uno en el que se montan unos cirios impresionantes entre dos “supuestos” contendientes con un problema jurídico “mu gordo” que tienen que solucionar delante de señorías (con todos mis respetos a los únicos profesionales del sarao, puesto que son abogados).

Y yo pensaba… “¿Para qué me han servido 5 años de Licenciatura en Derecho y un Máster y…?”.

Si al público le dan 45 euros por asistir, a las “partes” en el arbitraje, del orden de 300… leches, con 3 programas que fuera al mes, tenía el sueldo asegurado. Y entrecomillo lo de partes porque no sé hasta dónde creerme todo lo que se ve tras nuestros televisores… ¿Son problemas reales de personas verdaderamente afectadas o…?

Eso sin olvidar que todos sabemos de Derecho en estas nuestras Españas. Especialmente, los periodistas. De nuevo, presento mis respetos a aquellos profesionales de la información que tienen la decencia de “informarse” (la redundancia está conscientemente expuesta) antes de hablar de algo que –coincidirán conmigo todos los que hayan estado familiarizados con el Derecho, en cualquiera de sus formas– es un campo profesional verdaderamente difícil.

Estos profesionales del “periodismo judicial”, como algunos los llaman, tienen muy aprendido eso de la presunción de inocencia (hasta que les toca a ellos, evidentemente), pero sin embargo confunden querella con demanda y juez con magistrado. Y yo me pregunto… ¿sabrán si la presunción de inocencia es iuris tantum o iuris et de iure?

Claro: luego nos quejamos de los juicios paralelos (como el desastroso que vivimos en estas nuestras Españas con motivo de los macroprocesos por el 11-M) y dedicamos un programa de 4 horas por la mañana a analizar la declaración de la Campanario en su última visita a dependencias judiciales (no exagero).

Termino como empecé (o casi): ¿Alguien puede explicarme para qué sirve todo esto?

PD: Es mi centésima entrada en el blog, en casi 3 años de vida de la Buhardilla. ¡Gracias a tod@s!

Veintidós: Punto... y seguido.

miércoles, 1 de junio de 2011

Es momento de hacer reflexión… Llega junio, el verano, el sol y la piscina; y con ello, se acaba un nuevo curso. Y, con estos meses, se van los que espero que hayan sido el principio de una nueva etapa. Han sido días repletos de momentos, algunos que merecerán ser recordados y otros que se acomodarán a la sombra del olvido.

Allá por el mes de octubre comencé una maratón que debe llevarme a la meta en tres años: la Tesis doctoral. Estos primeros meses con ella han estado repletos de altibajos: momentos de ánimo, donde las ideas fluían solas y otros, sin embargo, de espesura y desazón. Pero en el horizonte deseo que poco a poco este trabajo llegue a buen puerto.

Y en lo personal, también ha sido un año para recordar: es cierto que tuve momentos realmente tristes, pero desde el 4 de febrero la luz ha vuelto a iluminar mis días y espero que esto sea así siempre J ¡Gracias! ILu.

¿Y el futuro? El futuro se presenta lleno de misterios: el verano, espero poder dedicarlo a descansar, a retomar el inglés y a disfrutar de las personas que quiero y aprecio J Y, si todo va bien, en septiembre comenzará una nueva etapa que seguro estará repleta de sorpresas.

Te recomiendo leer... (8)

lunes, 16 de mayo de 2011

"El club Dumas [o la sombra de Richelieu]" (1993)

Ésta es una de las primeras novelas escritas por Arturo Pérez-Reverte. En sus líneas, se entremezclan espectacularmente dos tramas. Su protagonista, Lucas Corso, un "cazador de libros", deberá, por un lado, autentificar un manuscrito de El vino de Anjou, obra perteneciente a la serie de "Los Mosqueteros" de Alejandro Dumas y, de otro, se encontrará envuelto en una serie de persecuciones y asesinatos que se relacionan con un libro oscuro; Las nueve puertas.

Una extraña joven, aparecida casi de la nada, acompañará a Corso en las distintas aventuras e infortunios que vivirá el personaje a lo largo de la historia. La investigación de tres ejemplares de este libro, junto con la codicia y astucia de los personajes secundarios, centrarán el nudo de esta obra.

El club Dumas es un relato que introduce interesantes aspectos relacionados con las ciencias ocultas, la Cábala y otros rituales, que sumergen al lector en un apasionante contexto actual, pero que transporta directamente a finales del Renacimiento, con la Inquisición y el diablo como protagonistas.

Valoración: Muy recomendable.

Que el Madrid hable de los árbitros...

miércoles, 4 de mayo de 2011


…es ridículo. Un equipo que ha invertido casi 450 millones de euros en las dos últimas temporadas, realizando fichajes que quedan fuera de toda lógica, como el de Kaká o Cristiano Ronaldo. Que ha gastado dinero “como el que come pipas” en estos tiempos tan difíciles, en que todos estamos en crisis.

Un equipo que hace un fútbol rácano –especialmente esta temporada con la llegada del polémico e irreverente Mourinho– un equipo forjado mediante la Cartera frente al estilo vistoso, jovial, maravilloso y estratosférico del Barça y su Cantera.

Un equipo chulesco, que siembra la discordia en todos los campos de las Españas y de Europa; odiado por todos porque representa unos valores contrarios a lo que hoy día se entiende por fútbol –Guardiola y su especial habilidad para “mear colonia”–.

Un equipo que se autodenominaba señor y que no ha hecho honor a su Historia. Una Historia con 31 Ligas, 18 Copas de las Españas (sí, sí, 18), 8 Supercopas de las Españas, 1 Copa de la Liga, 9 Copas de Europa (“man” que le pese a alguno), 2 Copas de la Uefa, 1 Supercopa de Europa y 3 Copas Intercontinentales.

Es una vergüenza que el Madrid se queje: la culpa es de todos los desalmados que se hacen llamar madridistas, por soportar a un presidente que no sabe de fútbol y sólo entiende de talonarios; a un director deportivo que más bien parece un filósofo y a un entrenador que bien podría ser actor tragicómico.

Sí, señores: Que el Madrid se queje de los arbitrajes es una aberración al fútbol. Nada tienen que ver Villar o Platini -¿qué es eso del “villarato”?– y yo puedo explicarles por qué: a estas alturas del partido, el Real Madrid debería estar acostumbrado a las nuevas reglas del fútbol: jugar con 10 contra 12.

Reflexiones de hoy (X): P - e = c

martes, 5 de abril de 2011

Hoy quiero utilizar las matemáticas para intentar encontrar sentido a una situación que para mí no tiene explicación alguna. Veamos:

Cr = ʄ (P – e)

Donde Cr es la terrible corrupción pública que asola nuestro país; P es el conjunto de personas que ejercen funciones de poder y que podríamos reducir a la idea de política; y la e refleja un valor indudablemente ausente en nuestra sociedad actual, la ética y el buen hacer en el ejercicio de esas funciones públicas.

Quiero aprovechar una interesante reflexión que ha llevado a cabo mi amigo Pozo, y que puedes consultar aquí, para comentar una noticia que aparece hoy en el Diario ElPaís, en su edición digital. Expone la noticia, bajo el título de "A Mariano Rajoy le da igual", lo peculiar de que un sujeto sobre el que pesa una sospecha que está siendo sustanciada en un proceso judicial pueda volver a encabezar las listas electorales de un partido mayoritario en una comunidad autónoma. Dejando intacta la presunción de inocencia en lo que a responsabilidad penal se refiere, no pareceético que un partido que aspira a alcanzar la presidencia del Gobierno central, mantenga un sujeto como ése a la cabeza de un proyecto político.

Dice mi amigo Miguel Ángel que puede reprocharse que aquella persona que debe gobernar -y nunca mejor dicho- nuestros destinos, no sepa hablar inglés, cuando al resto de los mortales se nos exige al menos un dominio fluido o suficiente. Sí, sí, totalmente de acuerdo: en política deberían estar los más preparados. Pero yo añado algo más, también debe exigirse que nos dirijan los que tengan unos criterios éticos más fuertes. El interés general es algo a lo que debe darse la importancia necesaria como para exigir que los mejores sean los que puedan revestirse de autoridad pública.

Pero es que la fórmula matemática propuesta puede llevarnos a encontrar una -y digo bien, una- explicación a la crisis:

Si ahora Cr puede entenderse como la crisis y la nueva variable, c,como la corrupción; entonces:

Cr = ʄ (P – e)c

No pretendo esgrimir que los políticos sean los promotores de la crisis, evidentemente; pero sí considero que no han tenido visión de Estado y haber aunado esfuerzos para encontrar una situación que termine con los alarmantes números que sufrimos en España y que prefiero no tocar en estas líneas, por el bien de la salud del lector. Los votos no deberían justificarlo todo.

Y... si esto está tan claro en la teoría, ¿por qué la práctica se empeña en demostrar lo contrario? Como dice mi amigo, "en los partidos priman conceptos diferentes, se prima la fidelidad por encima del mérito. Ya no es el gobierno de los mejores sino el gobierno de los más fieles o de los más necesitados de un puesto de trabajo. Se cae todo el proyecto, no se busca calidad sino rellenar un espacio y la gente que rellena espacios no es la más preparada".

No podría estar más de acuerdo...

Puedes consultar la noticia de ElPaís, digital, aquí.

Fuente de imagen: http://www.trabajadorespublicos.es/general/3236-el-psoe-acumula-64-causas-de-corrupcion-mas-que-el-pp.html

Dos...

lunes, 4 de abril de 2011

Dos minutos… separaron mi vida anterior de la historia más bonita que jamás he vivido.

Dos ojos… los que me miran y te miran con ternura en cada segundo a tu lado.

Dos manos… que me agarran suavemente cuando mi equilibrio se tambalea.

Dos pies… que caminan a mi lado, marcando el camino de mi felicidad.

En estos meses, me estás demostrando que la primavera puede mantenerse siempre en el corazón; aunque fuera el frío y la lluvia nos obliguen a abrigarnos. Juntos, todo cobra un sentido especial y la vida siempre sonríe. Porque no me imagino los días sin ti…

Dos meses… GRACIAS!... ILu.

ILu

domingo, 20 de marzo de 2011


20 de marzo de 2011

Parece aún ayer cuando comenzó este sueño… Todavía recuerdo esos primeros instantes, esos primeros momentos. Y, sin embargo, empiezan a verse en el camino las huellas que dejamos tras de nosotros. Mes y medio juntos… los 44 días más maravillosos de mi vida.

Podría pararme a relatar todos los instantes en que me he sentido especial, o el vuelco que siento dentro cada vez que escucho tu risa o lo afortunado que me siento cada vez que me aprietas la mano e impides que caiga al suelo…

Tal vez podría contar lo que siento en cada abrazo o relatar que soy feliz cuando paseamos o apoyas tu cabeza en mi hombro, risueña.

Podría decir tantas cosas… te quiero.

Veintiuna: Si siembras una ilusión...

lunes, 7 de febrero de 2011

Mira la vida cómo llega y te sorprende… A veces las palabras sobran… Hay momentos en que una mirada es capaz de decir tantas cosas… Un brillo que muestra la felicidad en estado puro, que revuelve de un solo plumazo tanta tristeza y lo convierte en cariño, en sonrisas y en quererte tanto… :)

No es necesario decir, no es necesario demostrar… sólo vivir. He pasado tanto tiempo buscándote, Isolda, y resulta que, al final, has sido tú la que me has encontrado a mí…

Hoy sólo quiero decir que el contador de mi vida ha vuelto a ponerse a cero y quiero aprovechar cada segundo.

“…because you and i are one


Tristán

Soledades Veinte: Túnel a ninguna parte

viernes, 4 de febrero de 2011

Aún recordaba aquellos breves momentos en aquel oasis. Habían pasado apenas dos meses desde que aquella extraña voz se había despedido de mí…

Y, de repente, aquella noche. Realmente estaba convencido de que te había encontrado. Estaba seguro de que eras tú. Alguien que había estado a mi lado, especialmente en los últimos meses.

Me invitaste a entrar, una copa, una cerveza después. Permitiste reposar mis cansados pies del arduo camino, antes de mirarme con aquellos ojos penetrantes.

- Salgamos un rato. Tenemos muchas cosas de las que hablar –habían dicho tus labios mientras permitías que mi mente comenzara a volar.

Tocó el reloj, marcando cuatro punzadas, cuando decidí que era hora de marcharme. Pensé que tú te quedarías disfrutando de tu eterna juventud, pero decidiste seguir a mi lado.

Y después la noche: una oscuridad repleta de sentimientos, palabras y miradas. Realmente creí que eras tú.

Pero todo se desvaneció a la mañana siguiente. Y, hoy, cuando he retomado la tarea de buscarte, enfundado de nuevo en mis sandalias polvorientas, aparece de nuevo un fantasma; muy similar al anterior.

- De mí, no sólo bebiste de mi agua; descansaste tus pies y calmaste tu infortunio, pero ahora, debes olvidarte de mí…

Empiezo a pensar que no existes, Isolda.

Tristán

Te recomiendo leer... (7)

lunes, 31 de enero de 2011


"El manuscrito de nieve"

Luis García Jambrina (2010)

Segunda entrega de la saga de este autor zamorano, ambientada en la Salamanca y protagonizada por Fernando de Rojas.

En esta nueva novela, el pesquisidor bartolomico ha de enfrentarse a una serie de asesinatos que suceden en el contexto de la Universidad. Tras cruzarse en el camino de Lázaro de Tormes, Fernando debe hacer frente a una tensión secular que existe en Salamanca: la batalla entre los dos bandos nobiliarios de la ciudad.

En el transcurso de esta intrigante historia, el protagonista conocerá a Luisa de Medrano y otros personajes ilustres de la capital tormesina y de la Corona de Castilla. Y, en sus investigaciones, deberá hacerse cargo de un gran enigma: la muerte de fray Juan de Sahagún.

De nuevo, García Jambrina es capaz de transportarnos a la Salamanca del siglo XV, azotada por el poder nobiliario y la lucha por la supervivencia. La amistad y la preocupación por el hombre son valores que el autor exalta de un modo magistral.

Valoración: Extremadamente Recomendable.

Mirando tras la ventana...

sábado, 29 de enero de 2011


Viendo esta foto no puedo hacer más que recordar. Pensar en tantos momentos, en tanta gente… Porque a veces estamos demasiado ocupados en nuestros quehaceres que nos olvidamos de lo realmente importante: de todas aquellas personas que están a nuestro lado en los momentos más dulces y más amargos de nuestra vida.

La familia, que al final, es el apoyo más grande que yo puedo tener. Porque sé que por muy difíciles que vengan las cosas o por muy estúpido que pueda sentirme a veces, ellos siempre estarán ahí.

Los amigos, qué decir, son los compañeros de fatigas, aquellos que cogen mi mochila cuando me pesa demasiado en el camino.

Y lo más importante, es que, estos aires, estos bosques, estas calles me han hecho como soy y aún hoy, siguen siendo testigos de mi vida y aguardan expectantes tras la sombra de la persona que quiero llegar a ser.