Canción de la semana

Resultado: Acerca de los sueldos de los altos directivos de las grandes empresas, políticos y funcionarios...

lunes, 29 de noviembre de 2010

Soledades Dieciocho: Parecía un oasis...

domingo, 28 de noviembre de 2010

Fuente de fotografía: http://espanol.istockphoto.com

¿Tú, de nuevo? Oye… siento mucho lo del otro día. Quizá no debí mostrarte el oasis que custodio. Pero, ¿por qué lo sientes? Pasó y ya está… yo me sentí muy bien por poder descansar un poco mis pies…

Ya, pero yo lo siento de veras… es mejor que nunca hubieras entrado ahí.

Sigo sin comprender, querida Isolda, por qué ese ente etéreo que me había dado esa paz momentánea ahora aparece demacrado, meditabundo y sombrío. Realmente parece arrepentida.

Tú no eres digno de mis aguas –parecían decir sus ojos. Lo que días atrás había sido descanso ahora era una carga que mis hombros parecían no poder soportar.

Y se alejó serena, con prisa. Como si quisiera cerrar rápidamente la puerta a aquel intruso que jamás debió colarse en ella.

…pero era, en realidad, un espejismo.

Tristán

Soledades Diecisiete: Oasis

viernes, 26 de noviembre de 2010

Fuente de fotografía: http://espanol.istockphoto.com


Tanto tiempo vagando en el desierto… Tanto tiempo buscándote, amada Isolda, he escalado montañas, he atravesado valles y bosques, he palpado el frío de la soledad… y todo en busca de unos ojos, de unos labios, de unas manos que supieran comprenderme.

Durante tantos pasos, mis sandalias acabaron roídas por el desgaste del olvido, y mis vestidos rasgados, por la crudeza de la indiferencia… amada mía, he estado a punto de desfallecer y cejar en mi empeño de encontrarte. Esto era demasiado para mí. Sentía que me flaqueaban las fuerzas…

Pero cuando todo parecía perdido, la vida me tendió la mano y me ofreció una tregua. En medio de aquellas dunas, de aquella arena áspera e inerte, se abrió ante mis ojos un lugar maravilloso: repleto de árboles verdes, con unos frutos dulces y jugosos; al fondo, una inmensa cascada de agua cristalina que parecía nacer y perderse en ningún lugar, y una suave brisa que mecía mis ropajes al son de unos movimientos mágicos. El agobiante sofoco de antaño se había convertido en un cálido frescor, como de unas manos que me abrazaban y me invitaban a probar de todo cuanto el lugar guardaba en su seno.

A lo lejos, una sombra me animaba a seguir mi camino:

- No es bueno abusar de lo que no nos sobra –me dijo. – Quizás puedas volver a refrescarte a lo largo de tu camino. Ahora, vete.

Y aquí sigo, caminando y luchando por sobrevivir; por encontrarte. Reanimado por la breve paz de aquel paraíso y confuso, por las palabras de aquel ente etéreo.


Tristán

Te recomiendo leer... (6)

viernes, 12 de noviembre de 2010


"El manuscrito de piedra"

Luis García Jambrina (2008)

Interesantísima novela que mezcla el género histórico, con el policíaco-detectivesco y las historias de campus. Ambientada en la Salamanca del siglo XV, narra las pesquisas de un joven estudiante de Leyes, Fernando de Rojas, que se ve envuelto en una trama de misterio y alegorías, al tener que resolver el enigmático asesinato de un fraile dominico, dado un compromiso que contrae con la Inquisición del Santo Oficio.

El autor realiza un magistral recorrido por las calles salmantinas en la época entrelazando una trama que contiene intriga, misterio, amistad, amor y lealtad.
Combina muy acertadamente aspectos estrictamente históricos con un universo que gira en torno al autor manchego y su personaje principal; la Celestina.

Un relato ameno, ligero; muy aconsejable para aquellos ratos en que la mente necesita viajar a un lugar lejano.

Valoración: Muy Recomendable.

El último cartucho

martes, 2 de noviembre de 2010

(Continuación de "Habeas corpus")


El inspector García mira a aquel muchacho que acaba de llegar, tratando de encontrar la verdad de todo aquel escabroso caso.

- Veamos, señor De Celis…

- Llámeme Lorenzo –dijo el otro.

- Bien, veamos, Lorenzo. Hace unos días recibimos una llamada de uno de nuestros hombres infiltrados. Había sido designado el intermediario entre Al Mansr y los presuntos autores del accidente de la señorita Márquez y tenía como cometido entregar a éste la cartera de la fiscal, que contenía información de suma importancia –empezó a decir el comisario. – Esta persona tuvo tiempo suficiente para revisar por encima alguno de los documentos y nos ha informado de que el nombre de su padre aparece en repetidas ocasiones. No hemos podido determinar nada aún, pero estamos planteándonos detenerlo.

- Pero… mi padre es un hombre de mucho poder. No conseguiremos nada… -dijo Lorenzo, angustiado.

- Debemos ahora actuar con cautela. Su padre no debe saber en ningún momento que usted ha ido más allá –decretó el señor García.

En los minutos que siguieron a aquello, Lorenzo relató al inspector García todo lo que sabía, incluida la llamada desde el móvil de Lucía que había recibido y se marchó a su casa, meditabundo.

& & &

El inspector García solicitó al hijo del juez su teléfono móvil, para tratar de rellamar al teléfono de la fiscal y realizar un barrido que les permitiera conocer el lugar donde se encontraban secuestrados Lucía y Darío.

Seguidamente, se puso en contacto con el fiscal que llevaba el caso de prostitución y le sugirió que recusara al señor De Celis por su presunta vinculación con el supuesto enjuiciado.

El fiscal convino que era mejor que Mariano continuara conociendo, por el bien de la actual investigación y no se levantaran sospechas.

Tras unas horas en el laboratorio informático, consiguió rastrearse la llamada y acotar un espacio de unos dos kilómetros cuadrados donde presumiblemente se estaría perpetrando el secuestro. El comisario movilizó a todas sus unidades disponibles, así como a efectivos de la Policía local, Bomberos y Guardia Civil y se dispuso a rescatar a la pareja.

Pero, por desgracia, no todo iba a salir como García había planeado…

Continuará

Fuente de fotografía: http://espanol.istockphoto.com