Canción de la semana

Y tiene que ser...

sábado, 10 de julio de 2010

Y tiene que ser un Mundial. Una temporada llevo sin prodigarme por estos mundos; quizás por cansancio, quizás por falta de esa chispa que hacía alumbrar recuerdos e historias que verter en esta Buhardilla.

El texto de hoy no es un gran prodigio: es más bien un pensamiento en voz alta. Echando un vistazo al perfil de una amiga en una red social, he encontrado algo que me ha hecho pensar. Bejarana ella, como yo, pero viviendo en el extranjero. Se pregunta si tiene que ser el fútbol el que una a todos los ínclitos españoles, tan divididos en el día a día por cuestiones políticas o ideológicas -dicen algunos- o, según creo yo, empeñados siempre en exagerar las diferencias en vez de respetar aquello que nos une.
Y fíjense, llega La Roja y hace que gente de izquierdas o de derechas, de Madrid o de Barcelona, de Valladolid o San Sebastián, luzcan orgullosos unos colores y canten por la calle eso de ¡YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOOL....!

Por mi parte, siempre pensé que ser de este país -Estado, Nación, Nación de Nacionalidades, que nadie se me enoje- era todo un sufrimiento. Algo así como ser del Atleti, pero sin recompensas.
Y sin embargo, 23 jóvenes en busca de una ilusión hacen que se vean banderas por doquier.
No sé cuánto durará esto, pero es admirable ver llevar el rojo y el gualdo sin que a uno le miren como a un piojo verde, o sentirse orgulloso de algo sin que le tilden de tal o de cual.

Ojalá esto sea -y parafraseo el acertado comentario de mi amiga- "¡el principio de un cambio, y que consigamos trabajar todos juntos, respetando la diversidad que tiene nuestro país y que nos enriquece, para un futuro mejor!

P.D.: Y el domingo... ¡¡CAMPEONES DEL MUNDO!!