Canción de la semana

Reflexiones de hoy (VIII): pobreza y corrupción

miércoles, 20 de enero de 2010


Nadie debería ser ajeno a lo que está pasando. De nuevo hoy, todos los medios de comunicación abren con la noticia de que Haití, y más concretamente Puerto Príncipe, ha sufrido una nueva réplica de 6,1 en la escala de Richter. Un país destrozado, sumido en una nube de polvo que se lleva todo cuanto existía; edificios, personas, mobiliario urbano... nada ni nadie ha escapado al dantesco desastre que se vive en el país centroamericano.

Todo comenzó el 12 de enero con un seísmo de 7,3 en la escala Richter y, desde entonces, el país se ha convertido en un Estado del caos, donde los saqueos han proliferado hasta que ha podido comenzarse a canalizar la ayuda internacional. Esto sin contar el absoluto desorden civil y político que se vive en el país caribeño. La comunidad internacional ya se plantea posibilidades, como la de que Haití pase a ser protectorado estadounidense.

No es mi objetivo realizar un análisis del terremoto, pues las noticias y las imágenes hablan por sí mismas. Más bien, sin embargo, voy a escribir unas líneas acerca de un binomio que tiene mucho que ver en que las consecuencias de lo sucedido sean tan terribles. Se trata de ver la relación entre pobreza y corrupción.

Según el FMI, y a datos de 2008, Haití tiene un PIB per capita al año unos 1.316,035 $. España, está en unos 30.620,969 $, en PIB per capita al año y EE.UU. en unos 46.859,058$.
Esto sitúa este país como el más pobre de todo el continente americano.

Con respecto a la corrupción, según la ONG Transparency International (www.transparency.org), Haití es uno de los países donde se percibe un mayor nivel de corrupción del sector público. En concreto, de 180 países que conforman el informe sobre el Índice de Percepción de la Corrupción 2009, Haití es el décimo país donde se percibe un mayor nivel, con un coeficiente de 1,8 (siendo 1 corrupción institucionalizada y 10 ausencia de corrupción).

Ante estos datos que expongo, me surgen una serie de interrogantes: ¿la pobreza genera corrupción?, ¿es la corrupción la que genera y agrava una situación de pobreza extrema?
Me inclino a pensar más en el sentido de la primera pregunta: sin duda, se ha comprobado empíricamente que los países más pobres experimentan un alto nivel de corrupción.

Otro punto de debate que podemos tratar es el que constituye la cuestión de la ayuda humanitaria. Es evidente que es absolutamente necesario que la comunidad internacional se movilice rápida y eficazmente para hacer llegar los recursos sanitarios y alimentarios cuanto antes al lugar en un desastre de estas magnitudes. La UE ha destinado según las cifras que se barajan actualmente cerca de 230 millones de euros en ayuda humanitaria y de rehabilitación del país.
Esto es muy admirable, pero ahí va la pregunta que yo me hago: ¿no sería mejor que ese dinero se hubiera destinado antes a mejorar las infraestructuras y la calidad de vida del país? No quisiera entrar en polémica, pero sí lanzar la siguiente reflexión: quizás las grandes potencias económicas de este siglo XXI deberían apostar por trabajar efectivamente juntas en la erradicación de la pobreza y en el mejor reparto distributivo de los recursos; centrarse en actuar ex ante y no esperar siempre a que ocurra una desgracia de tales características para tener que reparar después.

Soy consciente de que no es una tarea sencilla y que no está exenta de problemas e intereses cruzados. Pero quizás los ciudadanos, los que con nuestros votos elegimos a nuestros representantes, deberíamos demandarles una visión global del mundo porque, a fin de cuentas, el bien de todos repercute en el propio bienestar individual.

Todas vuestras opiniones serán bien recibidas. Os dejo las fuentes de que me he servido para elaborar la entrada:

Datos del FMI. Web del fondo monetario internacional (en inglés): http://www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2009/01/weodata/weorept.aspx?sy=2008&ey=2008&ssd=1&sort=country&ds=,&br=1&c=512,941,914,446,612,666,614,668,311,672,213,946,911,137,193,962,122,674,912,676,313,548,419,556,513,678,316,181,913,682,124,684,339,273,638,921,514,948,218,943,963,686,616,688,223,518,516,728,918,558,748,138,618,196,522,278,622,692,156,694,624,142,626,449,628,564,228,283,924,853,233,288,632,293,636,566,634,964,238,182,662,453,960,968,423,922,935,714,128,862,611,716,321,456,243,722,248,942,469,718,253,724,642,576,643,936,939,961,644,813,819,199,172,184,132,524,646,361,648,362,915,364,134,732,652,366,174,734,328,144,258,146,656,463,654,528,336,923,263,738,268,578,532,537,944,742,176,866,534,369,536,744,429,186,433,925,178,746,436,926,136,466,343,112,158,111,439,298,916,927,664,846,826,299,542,582,443,474,917,754,544,698&s=PPPPC&grp=0&a=&pr1.x=62&pr1.y=14

Índice de Percepción de la Corrupción 2009. Transparencia Internacional (en español): http://www.transparencia.org.es/INDICE%20DE%20PERCEPCIÓN%202009/Tabla%20sintética.CPI_2009_table_spanish.pdf